lunes, 29 de septiembre de 2008

Acompañada

Ruge como un avión a punto de aterrizar. Es la señal que le indica el centrifugado final. Se pone en pie y con ojos impacientes sigue los giros del tambor hasta que la lavadora finaliza el programa. Atraviesa el pasillo ladrando y corriendo como una bala.
—Ya, ya lo sé, ya sé que ha parado —ella, en la cocina, termina de lavar las patatas y seca las manos en el delantal—, tranquilo, ahora mismo la tendemos.
Controla cada movimiento de su ama y la precede camino al tendedero. Los fatigados pasos de ella contrastan con el trotecillo ágil del chucho que va y viene de la terraza a los pies de la mujer. Fuera, el sol hace brillar el pelo cobrizo del animal que ahora, tumbado sobre las rojas baldosas, observa atento como ella va colocando pinzas.
—Los calcetines se cuelgan por la puntera, así, ¿lo ves?, para que la pinza no estropee las gomas. Las camisas por abajo, jamás por el cuello...

Minutos mas tarde suena el timbre del horno y el can se yergue de un brinco. Entra disparado en la cocina, mira dos segundos el cristal y vuelve hacia el tendedero ladrando nuevamente.
—Vale, vale…, ya lo he oído. Ahora voy, no seas pesado.

Publicado en el libro "Ex libris" (abril 2015)

6 comentarios:

Hank dijo...

Me alegra verte de nuevo activa -aquí, en el blog, y tan guapa en tu foto-. ¿Por cuánto tiempo? -aquí, en el blog-. Quién lo sabe...

Ahora intentaría explicarte el asunto de los enlaces, pero se haría demasiado largo, creo. Si me envías un mail a gam@ozu.es, a vuelta de correo tendrás una guía práctica de lo que yo he conseguido hacer -lo más básico, por otra parte-, y quizás si te mando mis enlaces a modo de ejemplo dentro del contexto de la plantilla consigamos algo.
¿Te parece?

Vale. Un abrazo muy alegre.

Sinuosa dijo...

Aysss... Muchas gracias, eres un sol. Te mando el correo ya mismo.

Y gracias también por el piropo.

Otro abrazo feliz.

Arcángel Mirón dijo...

Ay, dios mío, como si conocieras a mi perro!

Un gusto, Sinuosa, vengo desde lo de Hank.

:)

Sinuosa dijo...

El gusto ha sido mio, Gilda.
Gracias por dejar tu huella.
:)

Lula Lestrange dijo...

En cambio mis tortugas, cuando se dignan mirarme, lo hacen con la intención de morderme.
Algún día me gustaría comprarme un bull-dog que les plantara cara de una vez por todas a tan desagradecidos y verdosos animalucos ;)

Sinuosa dijo...

Pues ya ves, Lula, a mi no me gustan nada los bichos. Ninguno. Ese relato me lo inspiró Koki, el perrito de mi madre (que no es el de la foto, porque no es blanco), pero se le parece en la expresión.

Gracias por pasar.
Besso.

ADVERTENCIA LEGAL

Todos los contenidos que aparecen, o puedan aparecer expuestos en este blog, pertenecen a Dña. Celsa Muñiz Diez y están registrados. Por ello están protegidos por el Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril (Ley de Propiedad Intelectual).

No se permite la reproducción, total o parcial, en ningún soporte y para ningún fin, de ninguno de dichos contenidos salvo autorización expresa de la autora. En caso de autorización se citará siempre la autoría y la fuente original, creando, si fuese posible, un vínculo a esta página.